logo

Ver todos los artículos

¿Y si la abstinencia sexual pudiera mejorar la relación de pareja de algunos pacientes?

CONSEJO

Sébastien Landry, psico-sexólogo

De: Sébastien Landry, psico-sexólogo

Publicado hace 1 mes

Abstenerse intencionalmente de tener relaciones sexuales, ¡podría ayudar cuando se encuentran dificultades en su sexualidad! Una pausa durante un tiempo predeterminado y acordada por las dos partes y que, una vez finalizada, produzca un reencuentro. Cuando la patología crónica interfiere en la pareja, cuando las relaciones sexuales se convierten en fuente de ansiedad, de gran estrés porque son dolorosas, o difíciles de llevar a cabo, entonces quizás la abstinencia pueda convertirse en una ayuda para su vida de pareja.

Sé que suena absurdo, pero como ya comentamos en artículos anteriores, los problemas íntimos, sexuales y a veces de relación son comunes cuando uno de los miembros de la pareja se ve afectado por una enfermedad crónica. Por lo tanto, abstenerse voluntariamente de tener relaciones sexuales por un período de tiempo predeterminado podría ayudar no solo a reavivar la chispa sexual, sino también a mejorar la relación de pareja.

¡Y si! A veces, el sexo debe dejarse de lado para que nos volvamos a conectar con el otro y él o ella entienda nuestros deseos y necesidades. Por supuesto, nuestro/a compañero/a va a hacer lo mismo. Sabemos que las relaciones sexuales no son la única forma de placer sexual que se aprecia en una pareja.

¿Qué impacto puede tener la abstinencia en la pareja que tiene dificultades con respecto a la sexualidad?

Ø Permitir tocar sin “miedo” a que desencadene el coito. Tomemos el ejemplo de una mujer que tiene dolor en la penetración desde que estaba enferma. Ya no se anima a tocar a su pareja por temor a que él interprete este acercamiento como una invitación a la relación sexual.

Ø Permitir tiempo para estar juntos de una manera diferente. Realizar actividades de ocio, momentos de ternura, etc.

Ø Permitir hablar de tu sexualidad, tus fantasías, tus deseos sin miedo a la acción inmediata: simplemente comunicarse, en pareja.

 

Estos son los consejos que puedo darte para cuando reanudes tu vida sexual.

1. ¡Comunicate con tu pareja, en todas las áreas, y especialmente en tu sexualidad!

2. Resaltá los problemas que está experimentando actualmente: baja libido, dolor, miedo a la sexualidad, etc.

3. Decile que lo/la amás: demasiadas personas imaginan que si no queremos sexo ya no nos amamos…. ¡Es falso! El deseo sexual puede estar ausente mientras que el deseo amoroso está presente.

4. Realizar actividades en pareja, cuanto más presente esté la complicidad fuera de la cama más se expresará bajo el edredón al retomar las relaciones sexuales.

5. ¡Desarrollá o reconectá con el tacto! El lugar del tacto en la pareja es importante: masaje, ternura, caricias, besos... Es el fundamento de la vida íntima.

6. Preparate para la reanudación de la sexualidad: no dudes en señalar tus dudas, tus inquietudes, la velocidad a la que te gustaría reanudar tus relaciones sexuales. ¡Qué tal una recuperación sin problemas! Sin penetración, por ejemplo.

Y sí, la abstinencia, si es consentida por ambos miembros de la pareja, puede ser interesante en un contexto donde las dificultades sexuales contaminan la relación. Por supuesto, hay que enmarcar esta abstinencia, su duración, sus objetivos…

Sébastien Landry 

Psico - Sexólogo

https://www.psychosexologie.fr 

share