logo

Ver todos los artículos

¿Cómo lograr mantener el espíritu "vacacional" de la pareja en el día a día?

CONSEJO

Sébastien Landry, psico-sexólogo

De: Sébastien Landry, psico-sexólogo

Publicado hace 11 días

Las vacaciones son como un paréntesis que nos aleja de la rutina de levantarse-trabajo-dormir. ¡Las preocupaciones, el estrés de la vida cotidiana, parecen desaparecer cuando estamos de vacaciones! La vida se vuelve más tranquila: el descansar y el estado de ánimo de disfrutar del presente sin preocuparse por el mañana generalmente favorecen la intimidad de la pareja. ¡Y sí! Al no estar en contacto con la realidad, hace que estemos más relajados, más atentos a nosotros mismos, pero también a nuestra pareja y, por lo tanto, ¡a nuestra sexualidad! 

Son tiempos en los que el sentimiento de amor puede desarrollarse alejándose de los problemas de pareja o de las dificultades de la vida diaria.

¿Y si trajéramos este espíritu de nuestras vacaciones a nuestra vida cotidiana? Aquí te dejo algunos consejos:

  • Si tienes hijos… busca la forma de encontrarte con tu pareja en soledad.

Sé que no siempre es fácil cuidar a tus hijos, pero si puedes, haz que los cuiden, una tarde, de vez en cuando o durante unos días. Estos momentos de espacio para la pareja te permiten desenvolverte en un ambiente relajado, más tranquilo, que da lugar a la intimidad de los dos. Pero si esto no es posible, puedes intentar establecer un tiempo de tranquilidad después del trabajo, o una vez que los niños están en la cama, momentos que te pertenezcan… sin pantallas, sin distracciones… ¡Un tiempo de vida en pareja!

  • La importancia de la ternura en la cama.

Si te das cuenta de que es complicado encontrar tiempo para dos, que las relaciones sexuales son menos frecuentes, puedes intentar buscar un tiempo de ternura, por ejemplo, caricias a la hora de dormir. Incluso si son solo 10 minutos, este momento de intimidad, ternura, de compartir, a veces puede conducir a una relación sexual.

  • La comunicación.

Sería raro un artículo en el que no destaque la importancia de la comunicación, ¡habla con tu pareja! Esto evita tensiones innecesarias, que no conducen a la sexualidad. En vacaciones, sin el estrés del trabajo y la logística familiar cronometrada, te tomas mucho más tiempo para conversar y tu vida en pareja es mucho mejor por eso, así que hazlo a diario. Escucha a tu compañero/a y aprovecha la oportunidad para compartir tus pensamientos con él o ella. El mejor momento para charlar podría ser una cena cara a cara, sin pantalla, sin distracciones… ¡Y sin niños!

¡No tenemos que comer en familia todas las noches!

¡Y sobre todo, mantengamos la calma y la paciencia! Aplica el estado de ánimo ZEN

Si los intercambios, la comunicación son importantes y saludables para tu pareja, no es recomendable aprovechar estos momentos juntos sacarlo todo. Prueba la "actitud zen" dejando de lado todo lo que pueda poner en peligro estos momentos de amor y de compartir.

¡Es con este estado de ánimo que ustedes dos podrán traer el espíritu de "vacaciones" de vuelta a su vida diaria!

¡¡Tú decides!!

Sebastien Landry, psico-sexólogo

https://www.psychosexologie.fr

share