Logo
LogoInicioPara profesionales¿Quiénes somos?
España
Español
Ver todos los artículos

La autoestima positiva es la clave para una sexualidad plena

CONSEJO

De: Vik

Hace 9 meses

El estado general de salud influye directamente en la autoestima de la persona. Cuando la enfermedad está presente, es frecuente sentirse desvalorizado, malestar, sensaciones negativas, etc. Es un reflejo de la mirada de los demás, pero sobre todo es la percepción de uno mismo: de cómo se quiere, cómo se acepta y se respeta a sí mismo.

¿Cuál es el vínculo entre la autoestima y la sexualidad?

Parece que en las mujeres, como en los hombres, con una autoestima positiva, la actividad sexual suele ser más satisfactoria, más frecuente y menos pasiva. Con "menos pasiva" me refiero a "menos sufrida". En efecto, cuando la autoestima es positiva, la búsqueda del placer sexual es mayor y el deseo sexual más alto.

Si nos fijamos en la literatura científica, los estudios sobre la autoestima y la sexualidad demuestran que una autoestima negativa está asociada a una mayor tasa de comportamientos sexuales de riesgo, insatisfacción sexual, trastornos sexuales en ambos sexos y embarazos no deseados. Por el contrario, la autoestima positiva se asocia con una mayor satisfacción sexual general y un mayor deseo sexual.

Como sabemos, cualquier problema de salud puede alterar la autoestima. Incluso en una persona con una autoestima positiva antes de la enfermedad este riesgo es posible. Pero, ¿cómo se puede mejorar la situación? Estos son mis consejos:

1) Poner límites cuando las cosas no te funcionen.

Sé que esto puede parecer difícil, pero tienes que intentar dejar de decir que sí a todo cuando te sientes sobrecargado, cansado o molesto. Tienes que saber decir "basta" a los comportamientos que te molestan. Ser asertivo significa expresar, de forma educada, lo que es bueno y correcto para ti.

Por supuesto, ¡esto se puede aprender! Es un ajuste que hay que hacer entre lo que se siente y lo que ocurre. En una relación, hay que atreverse a decir lo que te pasa y comprobar lo que le pasa a la otra persona.

La autoestima tiene dos aspectos importantes:

  1. Un punto de vista psicológico.

    La imagen que tenemos de nosotros mismos y lo que imaginamos que los demás piensan de nosotros. Por lo tanto, hay que hacer un trabajo de concienciación. Y sí, dependiendo de tu propia historia, de tus experiencias, de tu vida, puede establecerse una autoestima negativa y ésta puede acentuarse con la experiencia de una enfermedad crónica. Estas experiencias construirán una imagen negativa de uno mismo. Si ocurre, puede retenerte o encerrarte. Estas representaciones guían tus pensamientos, su comportamiento y sus reacciones, adaptaciones a situaciones de la vida cotidiana y de la sexualidad. 
  2. Un punto de vista físico, corporal.

    ¡Sí! Nuestro cuerpo es un excelente indicador de cómo se siente y de cómo ve su entorno. Nuestro cuerpo siente y sabe lo que es correcto y bueno para él y, por tanto, para nosotros. Nos habla de sus necesidades y temores. Por eso es importante escuchar nuestro cuerpo y responder a sus necesidades. 

Para ello es importante:


2) Ser amable contigo mismo 


No dejes que tus emociones negativas, inducidas por la enfermedad y/o los tratamientos, alteren la visión que tienes de ti mismo. Escúchate y cuestiona tus deseos. Céntrate en actividades cuyo principal objetivo sea el de obtener placer.

3) La importancia de las caricias sensuales a solas o en pareja


Es importante que redescubras el placer con tu propio cuerpo, que puede estar dañado por la enfermedad y los tratamientos. El automasaje, centrándote en las sensaciones que te producen placer, o recibir el masaje de tu pareja, guiándole para que experimentes el máximo placer de su contacto físico, son buenas maneras para redescubrirse.

Cuantas más sensaciones positivas te envíe tu cuerpo, mayor será tu autoestima física, que es una parte muy importante de la autoestima. No deberías negar tu cuerpo, especialmente en la sexualidad, donde es fundamental. Cuanto más experimenta nuestro cuerpo el placer, más se complace también nuestra mente, se calma y sigue buscando nuevas sensaciones placenteras.

4) Mediaciones corporales


Las mediaciones corporales (relajación, sofrología, actividad física, etc.) permiten mejorar la visión que tenemos de nosotros mismos. Al recorrer el cuerpo mejoramos nuestra mente y, por tanto, nuestra autoestima

En resumen, ¡la autoestima positiva nos permite tener una sexualidad positiva! La enfermedad tiene un impacto negativo en la autoestima, pero existen soluciones.

El trabajo con un terapeuta psicológico y/o corporal es seguramente la solución para mejorar tu imagen personal. No es tan sencillo, pero con ayuda se puede encontrar o recuperar una autoestima disminuida o perdida en el pasado.

Cree en ti mismo: tienes todos los recursos que necesitas para hacer este trabajo y avanzar hacia un mejor bienestar no solo sexual, sino también global.


Sébastien Landry, psico-sexólogo

https://www.psychosexologie.fr

Todos los artículos

CONSEJO

Mamá está enferma: 5 consejos para seguir moviéndose mientras se disfruta de la vida familiar

Si eres madre y, como yo, padeces una enfermedad crónica, puedes sentirte cansada por los tratamientos, lo que puede convertirse en abrumador si además debes encajar tu vida familiar. Descubre en este artículo cómo seguir moviéndose a pesar del cansancio y mientras se disfruta de la vida familiar.

CONSEJO

Dispareunia: cuando la penetración duele

Las enfermedades crónicas pueden contribuir a que se produzca una alteración de la excitación sexual. En las mujeres se traduce a menudo en una lubricación vaginal deficiente, lo que provoca que la penetración sea dolorosa o, en algunos casos, imposible. Sin embargo, existen soluciones para ayudarte a recuperar una vida sexual plena.

CONSEJO

¿De qué manera la salud me hizo más consciente de la ecología?

Compaginar la vida cotidiana de una persona que convive con una enfermedad crónica con una forma de vida ecológica no siempre es fácil. Este sentimiento de frustración puede dar paso a la culpa, e incluso a la ansiedad ecológica. ¡Pero no es tu culpa! He aquí algunos gestos cotidianos para encontrar el equilibrio entre tus valores y tu salud.

CONSEJO

Mi ansiedad me impide dormir

Cuando llega el momento de acostarse, la ansiedad puede llamar a tu puerta para impedirte dormir. ¿Lo has intentado todo para ahuyentarla? Descubre en este artículo algunos métodos que te ayudarán a conciliar el sueño plácidamente.

CONSEJO

Continuar realizando actividad física para controlar mejor el dolor

Al contrario de lo que cabría pensar, la actividad física puede ayudarte a controlar mejor el dolor causado por la enfermedad. En este artículo te explico cómo y te doy algunos consejos.

CONSEJO

¿Qué se puede esperar al cambiar de tratamiento?

Cambiar de tratamiento puede ser un paso difícil para el paciente, desde la prescripción hasta el seguimiento. Aquí te dejo algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar mejor esta situación.