Logo
LogoInicioPara profesionales¿Quiénes somos?
España
Español
Ver todos los artículos

4 consejos para convivir mejor con la inercia terapéutica

CONSEJO

De: Vik

Hace 6 meses

En ocasiones percibes que llevas meses sintiendo que alguna cosa no va bien.

Puede tratarse de un sentimiento, una molestia, una sensación, un inconveniente o incluso un dolor que aparece de golpe en tu vida y molesta más a medida que pasa el tiempo.  Tu entorno puede que no sea capaz de comprender exactamente qué te ocurre, ya que no siempre es evidente. Además, es posible también que muchos de ellos te sugieran que existe un problema psicológico. 

Qué pesado resulta que nos cuestionen, ¿verdad? Al fin y al cabo, tú sabes mejor que nadie cómo te sientes. 

Es entonces cuando decides consultar a un médico para ponerle nombre a lo que tienes, aunque no siempre es fácil. Entre el desconocimiento de ciertos médicos sobre determinadas enfermedades, y tu propia ansiedad surgida de tener que confrontar la verdad, a veces ocurre que te pierdes por el camino.

¡Hoy te ofrezco cuatro consejos para hacerte la vida más fácil! 

1) Probablemente una de las cosas más importantes: evita entrar compulsivamente en Internet cuando te encuentres en la fase aguda de la enfermedad; aún no podrás obtener un diagnóstico preciso, y existe la posibilidad de que te aumente la ansiedad.  Te recomiendo concertar una cita lo antes posible con el profesional sanitario donde iniciaste el proceso: tu médico de cabecera.

 

2) Si tras varios intentos tu médico de cabecera no te da una respuesta satisfactoria, no dudes en acudir a otro. Tu "médico de familia" no te lo echará en cara ni se sentirá traicionado. Sabe que si te conoce bien es posible que ya no vea ciertas cosas. La inercia terapéutica suele comenzar con un error de diagnóstico, porque tu médico no ha sido formado para observar lo que te ocurre y, por lo tanto, lógicamente no puede dirigirte al especialista adecuado. 

 

3) Paralelamente, mientras buscas una respuesta, puedes pensar en actividades que te ayuden. A veces, cuando te duele la cabeza, puedes tomarte una pastilla para que te alivie, aunque no sepas la razón de esa cefalea. Ocurre lo mismo para todo lo demás: por un lado, existe el cuidado terapéutico y, por el otro, está la búsqueda de la comodidad. 

 

Hipnosis, acupuntura, tal vez la homeopatía: no dudes en probar diferentes técnicas para cuidarte, porque entre ellas probablemente haya una (al menos) que te permita sentirte mejor, al disminuir las molestias que te trae este trastorno al que aún no has puesto nombre. Es una buena manera de adelantarte al tratamiento y mejorará tu bienestar emocional.

4) Preserva tu salud en los momentos en los que estés bien y en los instantes en los que no sientas dolor: pronto te sentirás mejor, y tu diagnóstico pondrá nombre a lo que tienes. A continuación, se te propondrá con toda seguridad un tratamiento. Siempre es una buena idea preparar físicamente el cuerpo para este procedimiento. Mantener una dieta equilibrada y realizar actividad física con regularidad son hábitos saludables que optimizarán el tratamiento, sea cual sea, y ayudarán a evitar recaídas o a retrasar la aparición de otros problemas de salud. El deporte también puede ayudarte a eliminar las toxinas y a reducir así las molestias de los posibles efectos secundarios de los medicamentos. También te permitirá mantener el control de tu destino, lo que te sentará bien psicológicamente.

Mantén la serenidad: todos los momentos malos terminan.

¡Buena suerte!

Giacomo Di Falco, psicooncólogo

Todos los artículos

CONSEJO

¿Qué se puede esperar al cambiar de tratamiento?

Cambiar de tratamiento puede ser un paso difícil para el paciente, desde la prescripción hasta el seguimiento. Aquí te dejo algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar mejor esta situación.

CONSEJO

Cómo seguir divirtiéndose a pesar de la enfermedad

En este artículo te comparto 6 consejos para seguir divirtiéndote a pesar de la enfermedad y el dolor. ¿Estás preparada?

CONSEJO

Continúa planificando tu vida a pesar de la enfermedad

¿Proyectarse en el futuro a pesar de la enfermedad? ¡Es esencial! El psico-oncólogo Giacomo di Falco te explica cómo y por qué en este artículo.

CONSEJO

Eliminar la ansiedad con el regreso a la vida cotidiana

Las vacaciones de verano han terminado. Para muchas personas la llegada de septiembre significa el regreso de la ansiedad al regresar a la rutina y al trabajo. En este artículo te ayudo a gestionar tu ansiedad para vivir este nuevo curso escolar con más serenidad.

CONSEJO

¿Cómo controlar el cansancio mediante la actividad física?

El cansancio o la fatiga es el síntoma más habitual que experimentan los pacientes. Afortunadamente, existen formas de afrontarlo, siendo una opción la práctica de ejercicio regular.

CONSEJO

¿Cómo puedes devolver el espíritu de "vacaciones" a la vida cotidiana de tu relación?

El verano, o al menos las vacaciones, suelen ser el mejor momento para que una pareja pase tiempo junta, lejos de la rutina diaria y sus obligaciones.