logo

Ver todos los artículos

El documental que me ayudó a lidiar con el miedo a la enfermedad crónica

CONSEJO

Camille Esayan, paciente

De: Camille Esayan, paciente

Publicado hace 8 mes

"Desde que mi novio me regaló un kayak por mi cumpleaños, he descubierto una verdadera pasión por este deporte, que me permite fortalecer suavemente los músculos de la espalda y relajarme en el agua.

Cuando leí la descripción del documental "Remando a contracorriente" en Netflix, esperaba ver una película sobre kayak, pero no sobre cómo lidiar con una enfermedad crónica. Descubrí este documental en verano, cuando se acercaba el aniversario de mi diagnóstico de asma y empezaba a temer que las crisis y la falta de aire iban a ser para siempre. Este documental me llegó en el momento justo para tranquilizarme, y quiero compartir con vosotros mi experiencia.

La pasión por el kayak, más fuerte que la enfermedad

Scott Lindgren es un apasionado del kayak desde que era un niño y ha remado con su equipo por algunos de los ríos más peligrosos del planeta, desde el Himalaya hasta la Sierra, pasando por el Monte Keilash. 

Más allá de una carrera profesional, el piragüismo es inicialmente una forma de superar los límites de su propio cuerpo y demostrarse a sí mismo que es fuerte, resistente, que nada puede hacerle daño, dejando así atrás un pasado y una vida cotidiana dolorosos.

Scott dice que durante los primeros treinta años en los que practicó piragüismo, no era bueno dejando salir sus emociones y mostrando su vulnerabilidad. Siempre había que mantener la cordura y no dejarse llevar porque de lo contrario se ponía en peligro la expedición y la vida del grupo. 

Hasta que en 2007, cuando tenía 34 años, se encontró en medio del Nilo Blanco, incapaz de remar, con la vista completamente nublada. Su cuerpo le envió así las primeras señales de que algo parecía ir mal. Dejó en suspenso su actividad de piragüismo durante 10 años, en los que se sometió a exámenes médicos y finalmente descubrió en 2014 que tenía una enfermedad crónica: el asma.

En 2016 conoció a Patricia, su exnovia, que le animó a dejar de ser "emocionalmente vulnerable", e inmediatamente empezó a entrenar de nuevo en kayak, con una filosofía de vida y un enfoque de la disciplina completamente diferentes

Hoy Scott tiene su asma controlada y está preparándose para cruzar el último de los cuatro ríos del monte Keilash en el Tíbet, el Indo, el único que aún no ha atravesado.

Ahora continúa con su tratamiento y con el piragüismo.

Un formidable mensaje de esperanza


Quizá el kayak no tuvo nada que ver con el control de su asma, o quizá sí. Tiendo a creer que cuando estamos alineados en cuerpo y mente, es decir, nuestra vida, personal y profesional, está en línea con lo que deseamos profundamente, puede tener una influencia positiva en nuestra salud y bienestar

Por último, aunque me angustiaba la idea de tener una crisis, este documental me hizo desear vivir aún más intensamente, al estar más conectada con mis aspiraciones más profundas. He decidido que pronto me mudaré fuera de París para vivir en una casa junto al agua y he optado, en mi vida profesional, por centrarme en mis proyectos personales, que son más satisfactorios.  

Sólo se tiene una vida, y con o sin enfermedad, hay que aprovecharla al máximo. El visionado de este documental me hizo comprenderlo y, por tanto, me permitió dominar mejor mi miedo a las crisis y a la muerte.

3 buenas razones para ver "Remando a contracorriente"

¿Tú también sufres una enfermedad crónica? Te aconsejo ver este documental por tres razones:

  • Te explica los beneficios que tiene la actividad física en tu cuerpo.
  • Te explica la estrecha relación que existe entre las emociones y cómo éstas se reflejan en tu cuerpo.
  • Te ofrece una visión optimista y un mensaje de esperanza.

Puedes ver el documental en Netflix".

Cuídate mucho y ¡nos vemos el mes que viene con otro artículo!

Camille Esayan.

share