logo

Ver todos los artículos

¿Qué hago si la enfermedad no coge vacaciones?

COACHING

Camille Vorain, paciente y entrenador de salud

De: Camille Vorain, paciente y entrenador de salud

Publicado hace 8 mes

"Cuando tienes una enfermedad crónica, algunas personas se sorprenden de que estés cansado o enfermo.

Lamentablemente, algunas patologías no desaparecen cuando te tomas tus primeras vacaciones tras el diagnóstico.

Así que entre lo que esperamos de las vacaciones, lo que nuestros seres queridos querrían hacer, y lo que la enfermedad nos permite experimentar, pueden haber diferencias sustanciales. Podemos experimentar frustración, plantearnos otros escenarios, vivir problemas logísticos y sufrir dificultades emocionales para gestionar todas estas situaciones.

Entonces, ¿Cómo podemos enfrentar la enfermedad? Aquí están mis 4 consejos:


Respeta tu ritmo y tus necesidades durante tus vacaciones

Hazte preguntas que te ayuden a analizar tus necesidades y a no sobrecargar el día: "¿Qué necesito hoy y cómo puedo conseguirlo?

Recuerda que tu presencia es suficiente: tu familia valora que compartas tu tiempo con ellos en vacaciones a pesar de la enfermedad

Ser tú mismo suele ser suficiente: no es tu productividad ni tu capacidad para brillar socialmente lo que te convierte en una persona valiosa.

Haz una lista de deseos

Enumera tus deseos más realistas y cultiva la gratitud en las cosas sencillas: ir a la playa, leer una novela, hacer una actividad por la tarde con tus seres queridos, etc.

Desarrolla una nueva habilidad

Aprovecha las vacaciones para desarrollar una nueva habilidad como las relacionadas con actividades manuales, la música o el lenguaje. Con una simple dedicación de 10 minutos al día es suficiente para generar una sensación de "logro" cuando terminan las vacaciones, aunque se hayan visto comprometidas por la enfermedad.

¿Cómo lo haces tú para tener realmente la sensación de que te vas de vacaciones, incluso cuando la enfermedad ha decidido quedarse?"

Camille Vorain.

share